Templo parroquial

Restaurando

RESTAURANDO

Hay gente que piensa que una Parroquia, como edificio me refiero, es una institución que se conserva y se mantiene a lo largo de los siglos por obra y gracia de la “divina providencia”.

Escalonilla es una Parroquia rica en su abundante patrimonio artístico, pero algunas veces las cosas no son como aparentemente quieren algunos que sean.

Dos Obras de Arte Olvidadas

Es de las tardes más calurosas de este verano. El termómetro marca 41 grados.

Suena el teléfono y una voz dice: “D. Jesús, tiene usted que ver algo…quiere usted dos reliquias…?”...

Sobre las Restauraciones

 

 
 
Ver las fotos Ver las fotos Ver las fotos

 

Es muy posible que al estar en contacto permanente nos acostumbremos a ir viendo cómo se deterioran las cosas y se nos hacen imperceptibles. Es decir, no nos damos cuenta de cuál es el grado de deterioro al que pueden llegar.

 

Otras muchas pensamos que siempre han estado así y que la responsabilidad es de otros o de las Instituciones eclesiales. En el fondo, solemos pensar, no están tan mal o en otros pueblos están peores.

 

Lo que se está haciendo en la Ermita de La Soledad lo enmarcamos dentro del “Plan de recuperación y conservación de nuestro Patrimonio” Es patente que las imágenes allí depositadas, principalmente la de Nuestra Señora de La Soledad está en un estado deplorable de conservación. Lo mismo las demás, que son de mucha mejor calidad y se podrían catalogar dentro de las mejores imágenes del Patrimonio religioso y artístico.

 

Que había que hacerlo se sabía. Cuándo, era el problema. Pero todos sabemos que somos nosotros los que poco a poco vamos dando una buena vuelta a lo que es nuestra historia o conjunto patrimonial religioso.

 

Hoy Escalonilla puede sentirse orgullosa de tener lienzos y piezas, imágenes e inmuebles recuperados, restaurados y puestos en valor. Nuestro Templo Parroquial, instalación eléctrica, sistema de alarma, restauración del Santísimo Cristo, conservación de su Capilla, las Lágrimas de San Pedro o San Jerónimo de la Sacristía, la Pila Bautismal del S.XV, la Ermita de La Estrella, La Soledad, publicaciones al respecto, la página web, salón parroquial y vivienda cural, vidrieras conmemorativas, puertas de acceso….etc. No lo hago por colgar nada en el pecho sino por recordar lo que un pueblo puede hacer cuando tiene interés por lo suyo.

 

Pero todo esto no es gratis. Sale de los donativos personales y de las colectas parroquiales y lampadarios, además de hacer frente a los gastos de consumo, mantenimiento y conservación de dicho patrimonio parroquial. Esto supone, en términos humanos, dinero. Nadie hace casi nada gratis.

 

Que lo necesitamos es evidente. En este caso para hacer frente a lo anteriormente expuesto. Con un pequeño esfuerzo de TODOS sería más fácil. Confío en que así sea y para el próximo Viernes de Dolores podamos inaugurar las obras y restauraciones a las que hacemos referencia.

Para San Blás la cigüeña verás

 

“PARA SAN BLAS, LA CIGÜEÑA VERÁS”

 

PINCHA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS


Eso Es lo que dice el refrán. Aunque ahora no todos los refranes valen porque hasta las cigüeñas son mas listas y se quedan para siempre o vienen antes, como es el caso.
Son pocas las personas que pueden ver un nido de cigüeña desde arriba. Desde esta perspectiva todos los ángulos son diferentes y las vistas incomprensiblemente normales. Pero hace falta una grúa.

 

Amanecía una mañana espléndida de esas del mes de enero. Vamos, que se anunciaba uno de esos días que parece que hasta va hacer calor. Yo dudaba si subiría o no. No tanto por mí sino porque los operarios me dejaran subir a esa altura. Algunos más estaban esperando que lo hiciera. Después de tomar algunas fotos de las tareas que realizaban pensé que sería difícil tener otra oportunidad de subir tan alto. ¿Cómo era Escalonilla desde esa altura?

Limpieza de la Torre



Fotografías de la limpieza de la torre de la Parroquia

Cuando se hizo se hizo bien, pero el tiempo pasa y las palomas se encargan de hacer lo que el tiempo no puede. Es una tarea que habría que realizar por lo menos una vez al año, pero por falta de recursos económicos se hace inviable poderla realizar.

No se ve, y como no se ve la gente piensa que las campanas y la torre son eternas.