Llegó el otoño un año más a Escalonilla

Este titular podría ser una exclusiva si no fuera porque el otoño ha llegado a todas partes. Pero no en todas partes es igual.

En Escalonilla sería fácil pintar un cuadro siempre. En cualquier estación del año se da en nuestros campos una paleta de colores sorprendentes y unas imágenes que son dignas de retener en el lienzo de nuestra retina para siempre.

Pero el otoño es distinto…es otra cosa diferente. En estas fechas me gustaría saber pintar y darle a los retazos del lienzo lo que Dios le ha dado a nuestra tierra. Una belleza inigualable.

Bueno, ya que no se pintar, miro, contemplo y callo. Y de vez en cuando disparo una foto pero detrás de ella hay siempre un mensaje para quien sepa mirar Escalonilla desde el corazón.