Apuntes Biográficos (Incluye Segunda Parte)

Indice de artículos

Es hora de afrontar los primeros destinos, los primeros pueblos, las primeras pasiones…  Y allá vamos. Pero no sin antes dejar constancia de la Madre Teresa de  Calcuta en medio de nuestras vidas en el Seminario.

Me doy cuenta, y vosotros también lo haréis, de que conforme voy escribiendo me van surgiendo las imágenes y los recuerdos. Vamos, que no sigo un orden. Tampoco sé si podré hacerlo, porque como ya he dicho, son muchos los recuerdos e infinitas las experiencias

 

¿Alguien se puede imaginar qué siente un muchacho joven con 20 años estando al lado de la Madre Teresa de Calcuta durante más de una hora en el mismo coche?

¿Alguien puede saber cómo late el corazón cuando tienes a menos de diez centímetros al Papa poniéndole los micrófonos en la capilla del Seminario?

¿Alguien puede imaginarse a D. Marcelo riendo con un chico de 20 años?