Don Jesús

                           

Don Jesús López Muñoz.

- Párroco de La Puebla de Montalbán (Toledo)

- Delegado de misiones

Una Misa en el centro de la Misión

 

 

Es un tanto complejo resumir este año mi estancia en el Perú. Se trataba de una ocasión especial y como tal lo prepararon todo.

No siempre es así, aunque siempre encuentran una ocasión especial para celebrar cualquier cosa. La vida se celebra.

La ocasión ha sido las Bodas de Oro Sacerdotales, y el centro de mi estancia allí ha sido la Eucaristía. Lógicamente tras la Misa también se celebra la mesa. No escatimaron en nada, pero principalmente el Templo Matriz de Pachacamac lucía como nunca en todos los sentidos. No había nada que envidiar a cualquier gran iglesia de nuestra patria.Y si la iglesia estaba bonita, la gente estaba preciosa por fuera y por dentro.Reconozco que para mí ha sido una amorosa sorpresa que me hace ser más consciente de que lo que queda en todas partes al final de una tarea o una misión es el amor que ponemos en lo que hacemos.Advierto que desde nuestra distancia este acto pudiera resultar exagerado. No lo es en absoluto cuando uno conoce y siente como los pachacaminos que ponen en Dios su confianza.Desde aquí mi eterno reconocimiento a la tierra y gente que por pura gracia de Dios ha llegado a ser más que mi propia gente y mi tierra de origen. Siempre en el corazón.

Acceso a las fotos de este viaje

- Fotos de la Llegada

- Fotos del Pueblo

- Fotos de la Misa

- Fotos de las Sesion

 

Acceso a las dos partes del video de esta misa

Primera Parte

Segunda Parte

D. Jesús en Roma 2010



Organizado por la Sagrada Congregación para el Clero, el 11 y 12 de Marzo de 2010 se ha celebrado en Roma, en la Pontificia Universidad Lateranense, el Congreso Internacional sobre el sacerdocio con el lema "Fidelidad de Cristo, fidelidad del sacerdote".

Dos días muy densos de conferencias ofrecidas por los grandes entendidos en la materia del mundo entero. Conferencias, comisiones, grupos de trabajo que comenzaban a las 9 de la mañana y terminaban a las 8 de la tarde sólo con un receso de una hora para la comida, que tenía que ser rápida.

En cuanto al Congreso ha sido algo genial, serio y muy profundo, pero también este encuentro ha servido para encontrarnos los amigos de siempre y saludar a otros que hacía tiempo no veíamos. El Cardenal Cañizares ha estado siempre atento a nuestras necesidades en lo humano y espiritual. Mons. Ferrer y Mons. Sierra no han dejado ni un solo rincón de la Roma Antígua que no pudiéramos ver. Siempre a nuestro lado.

La Nunciatura de Italia con Mons. Luis Miguel ha sido un encuentro especial con la persona y amigo. El Sr. Obispo General Castrense del Perú, Su Eminencia el Cardenal de Tegucigalpa, los Eminentísimos Señores Presidentes de las Congregaciones....

Pero lo mejor de todo ha sido el reencuentro en la amistad. Poder comer juntos, recordar anédotas del pasado, reir hasta la saciedad, pasear en la noche por la Plaza de San Pedro casi solos, etc. La amistad es algo que aunque pasen los años no se olvida. Muchos de ellos están inmersos en los grandes problemas de la Iglesia y del mundo, pero a la hora de la verdad todos necesitamos encontrarnos un poco con gente "normal" para reir y disfrutar de forma sencilla de lo que en realidad somos, personas, seres humanos necesitados de cariño y comprensión.

Rezar en las tumbas de Pedro y Pablo, confesar, celebrar la Eucaristía con El Cardenal Cañizares y Mons. Monteiro de Castro, que fue Nuncio en España..... Todo ha sido como vivir muy deprisa un poquito de eternidad. El Papa nos saludó durante 20 minutos y parecía que no quisiéramos que terminara ese encuentro. Por mediación de los amigos conseguí que el Santo Padre enviara una Bendición Apostólica a la Parroquia y concretamente a la Ermita de La Soledad que se inagura el 18 de Marzo de 2010.

Quedamos en encontrarnos nuevamente, sino en Roma donde sea. Sentir la riqueza de la fe y la amistad nos ha servido para hacer propósitos de renovación y continuar, cada uno donde Dios le ha puesto, el crecimiento de una amistad cada vez más sincera y más grande.

Ojala que las fotos nos traigan a la memoria lo visto, pero fundamentalmente lo que vivimos juntos.