Historia

Proyecto Escalonilla

PARA LA MEMORIA HISTÓRICA DE ESCALONILLA

Escalonilla ya era. Ya estaba aquí mucho antes que ninguno de nosotros. Escalonilla se hacía poco a poco con el paso de los años y los siglos. Se construía sabiendo que llegaría lejos en el tiempo y en el transcurrir de la historia. Escalonilla era tierra habitable y próspera para civilizaciones y pueblos. Cruce y paso de caminos para la construcción de lo que hoy conocemos como presente y actualidad desconocida. Escalonilla duerme… Lo hace en las sucesivas capas de su tierra que da de vez en cuando una señal de que aún no está muerta ni olvidada del todo. Lo hace en los imperceptibles hallazgos, llamémoslos arqueológicos, que alguna vez y de forma espontánea se pueden ver aún esparcidos en todo su término municipal...

Descargate en el enlace el documento completo....

San Germán

D. Juan Alonso Maldonado nació el 20 de Junio de 1670 en la localidad de Escalonilla (Toledo). Fue bautizado por el sacerdote Licenciado D. José Pérez un 28 de Junio del mismo año del nacimiento (ocho días después del parto) con el nombre de Juan Silverio y confirmado por el Excelentísimo Sr. Obispo Auxiliar de Toledo D. Luis Morales.

Caminos eternos por Escalonilla



CAMINOS ETERNOS

Jesús López Muñoz

He consultado últimamente algunos expertos en la materia sobre calzadas romanas que evidentemente conocen mucho mejor que yo el tema. Todos coinciden en afirmar que en dichas “autopistas” romanas por donde pasaba toda la vida económica, social y política del Imperio, había, porque así estaba establecido, cada 16 kilómetros justos, sitios de aprovisionamiento, campamentos y posadas donde hacer un alto en el camino y reponer fuerzas para proseguirlo.....

Descargate el documento completo....

Entre las luces del pasado y...

Entre las luces del pasado y las sombras del presente.

He de decir antes de empezar la tarea  que no soy ningún experto en la materia. Me he limitado sencillamente a recoger material desordenado lo mismo en el campo que en los archivos y ponerlo un poco en orden. Tampoco esto es un libro de investigación científica. La pretensión es que alguien, y si es escalonillero mejor, tenga las pistas suficientes para hacer algún día un estudio serio de su tierra.

Piedras como esta, encontradas en nuestro término municipal, nos quieren decir algo. Es suficiente tener la intuición bien despierta y dejar los intereses particulares a un lado. Si nuestra tierra entierra un patrimonio pasado, ese es de todos.