Fátima 2012

Fátima

“Buscando la Luz”


A Fátima se va por mil cosas. La más importante es ir en busca de la Luz. Es posible que en el camino aparezcan mil distracciones y se nos escape lo esencial, pero la Luz está allí, a nuestro lado, muy cerquita de nosotros.

Una luz que no se puede comprar y que sólo aparecerá al dejar el corazón de par en par delante de lo que no vemos sino con el corazón. La luz que en medio de la oscuridad nos da la certeza de que siempre va delante de nosotros.

Fátima es encuentro y silencio, aunque es Palabra no alcanzamos a expresar lo que queremos vivir.

A Fátima se va por mil razones, y se puede llegar de mil maneras…


Incluso, muchos, llegan en bicicleta. Cansados, derrotados del camino pero con las rodillas aún fuertes para ponerse en marcha hacia la Imagen de la Señora. Y una vez allí, sólo Ella y ellos saben lo que se dicen. No valen las palabras…


Cada uno tiene su lugar. Cada cual sabe a qué y por qué ha ido a Fátima. Y esto es un secreto entre la Virgen y cada peregrino.


Y como los sentimientos son eso, sentimientos, no se deben desvelar.

Ahora piensa, recuerda y reza para que tus deseos se hagan realidad. Aunque en Fátima ya se han hecho, ¿verdad?

 

Gracias a los peregrinos de Escalonilla, Carpio de Tajo, Toledo, Chueca, Cobisa… Y a ti por ayudarnos a rezar.