Jornada de centros diocesanos - Miranda de Ebro

v

JORNADA DE CENTROS DIOCESANOS

MIRANDA DE EBRO (BURGOS)

 

SENTIDO DE PERTENENCIA

Con estas palabras comenzaba el Sr. Ecónomo Diocesano de la Archidiócesis de Toledo una carta de presentación que se encontraba en la carpeta donde se contiene todo el material de trabajo para estas jornadas. Pertenencia a una “Casa grande”, nuestra Diócesis, que evidentemente realiza grandes esfuerzos por adaptar sus estructuras e instituciones a los nuevos tiempos.

No hace mucho días también, escuchaba en otro Foro Cristiano, en la misma territorialidad burgalesa, que “a nuevos tiempos, nuevos métodos…”. En este caso se referían al tema de la Nueva Evangelización. Pero también en este de las Jornadas de Centros Diocesanos se podría aplicar el mismo principio. Somos una familia, que trabaja en y para la Iglesia en la realidad de una parcela de la misma llamada Diócesis de Toledo.

La auténtica convivencia en realidad ya empezó en el autocar que les desplazada desde Toledo a la Ciudad de Miranda. Eso yo me lo perdí porque tenía que salir más tarde del punto de origen para acompañar a otro sacerdote que también se incorporaría a la Jornada como experto en dirección y gestión de los Colegios Diocesanos.

 

Tal vez trabajamos en la misma “empresa” y con los mismos fines, pero, es verdad, nos falta saber que lo hacemos juntos y formando parte, cada uno con sus originalidades, de la misma familia.

El lugar incomparable y las personas excelentes. El trabajo que realizamos único y la forma de desarrollarlo insuperable. Las ponencias de altísima calidad y el grado de compromiso es irrepetible en lo que algún ponente ha declarado como la “empresa más antigua” donde el objetivo es gestionar cada vez mejor el trabajo, la entrega y el amor.

Afirmo que esto era necesario y se convierte en modelo para otras Instituciones diocesanas.

Como es lógico y natural, a estas Jornadas asistía también el “Gestor” por excelencia, aunque el lenguaje sería el Pastor por antonomasia, que es D. Braulio, nuestro Obispo y Pastor. A fin de cuentas él es el responsable de que la “máquina” funcione y oriente su movimiento hacia el Centro que es Cristo. Así nos lo expresó en la homilía de la misa, con toda su sencillez pero con palabras profundas. “Está bien todo esto, pero, siempre orientado hacia Cristo y en fidelidad a la Iglesia que es nuestra Madre…”

Evidentemente que ha sido especial, como especial los que durante estas Jornadas nos han iluminado y acompañado nuestro caminar. No voy a analizar en un artículo lo que ha dicho cada uno. Me imagino que eso lo harán otros o por lo menos lo recordarán. Sólo puedo decir que a mi, personalmente, me ha ayudado a conocer, compartir, convivir y hasta ser feliz con otras personas, otros que hacen lo mismo que yo y que con mucho sentido del humor intentan cada dia poner una pizca de ternura y amor en lo que hacen. Y esto es muy gratificante.

Saber gestionar, es también en el fondo, aprender cada día a amar más. Muchas veces gestionar es lo menos gratificante y hasta desagradable, pero alguien tiene que hacerlo, y enseñarnos también a saber que forma parte del entramado del camino que nos lleva a Dios.

Hasta la II Jornada, que sea donde sea, ya serán dos, y además con más sentido de pertenencia.

Jesús López Muñoz

Fundación Euntes - Toledo



Adjuntos:
Descargar este archivo (JORNADA DE CENTROS DIOCESANOS.pdf)JORNADA DE CENTROS DIOCESANOS.pdf[ ]2031 kB