Novena al Cristo

Indice de artículos

 

PRIMER DÍA

Por la señal de la Santa Cruz, etc.

 

ACTO DE CONTRICIÓN

 

Amorosísimo JESÚS, Dios de infinita Bondad, Padre de las misericordias: A vues­tros pies, Señor, tenéis el alma más ingrata, el pecador más atrevido; pero reconocido también de su feísima ingratitud. Yo co­nozco, Señor, que la enorme fealdad de mis culpas ha sido la causa de los tormentos y afrentas, que padecisteis por la redención de mi alma. ¿Pero qué haré con este cono­cimiento si tibio y poseído del vicio el cora­zón no se derrite en lágrimas para desa­graviar vuestra Divina Persona y solicitar el perdón de sus culpas? Mas ésto sucede, Señor, al que os ofende, y como si esto no fuese el último de los males, con todo, ni teme el castigo, ni solicita el remedio. No obstante, del modo que puedo, confieso y publico los desórdenes de mi vida; y arrepentido recurro por el perdón a vuestra clemencia, pesándome de haberos ofendido; no por el castigo que merecía mi ingratitud, sino por haber ofendido a vuestra Bondad inmensa. Este, Señor, será el día en que empiezo a serviros y amaros, aborreciendo los vanos placeres de esta vida, para ase­gurar la eterna. Tantas fuentes de sangre, como mis culpas abrieron en ese Sacra­tísimo Cuerpo, son rayos de misericordia para la purificación de mi alma, y puertas francas por donde entre a purificarme de mis culpas.

 

Disponed, dulcísimo JESÚS, que no desprecie como hasta aquí vuestra Benig­nidad. Encendedme; pues me veis tibio en la virtud. Dirigidme; pues me veis ciego por las pasiones; enseñadme, pues llevo errada la senda de mi vida. Pequé, conozco mi culpa y me pesa de corazón; pero sea ostentación de vuestra misericordia el per­dón de mi alma y los auxilios que necesito para la enmienda de mi vida. Amén.

 

 

Adjuntos:
Descargar este archivo (Novena.doc)Novena.doc[ ]582 kB
Descargar este archivo (Novena.pdf)Novena.pdf[ ]132 kB